Artículo de Luis Rodríguez Yunta en ThinEpi sobre Discoveries

*Servicios de descubrimiento basados en un índice centralizado: su
expansión en las bibliotecas académicas españolas y futuras líneas de
investigación*

Luis Rodríguez Yunta
CSIC – CCHS
Miembro del Grupo ThinkEPI

*1. Innovación en las bibliotecas académicas y servicios de
descubrimiento basados en un índice centralizado *

Innovación y cambio se han convertido en tópicos repetitivos en los
foros bibliotecarios. En realidad, el margen para la innovación en las
bibliotecas es muy reducido. Entre la alta dependencia de las prácticas
del pasado y la dependencia de las empresas de software, más bien cabe
decir que lo que se plantea es una modernización de los sistemas de
gestión y consulta de la información bibliográfica. Esto no quiere decir
que no se esté produciendo innovación, sino que la relación de los
profesionales con estos cambios se limita generalmente a conocerlos,
aplicarlos y/o difundirlos. El tren está en marcha, se trata de ver
cuándo y cómo podemos subirnos a él.

Como afirma Lluís Anglada (2012), las bibliotecas universitarias llevan
40 años de continuo cambio tecnológico, situándose en cierta medida en
la vanguardia de la aplicación de innovaciones. Entre estas novedades
tecnológicas, enumera cinco tendencias destacadas en 2012: repositorios
y acceso abierto, espacios renovados, servicios a los investigadores,
instrumentos de descubrimiento y libros electrónicos. Dos años después
podemos afirmar que estas cinco líneas de trabajo siguen siendo claves.
Al igual que son excepción las bibliotecas universitarias o de
investigación que no cuentan con un repositorio institucional, también
se está generalizando la incorporación de nuevas interfaces de consulta
denominadas “de descubrimiento”.

El mapa de aplicación de las herramientas de descubrimiento se ha
extendido en España especialmente en los últimos dos años, abarcando las
principales universidades y centros de referencia como el CSIC,
consolidando la tendencia con claridad. El mercado se reparte
principalmente entre los productos EDS (Ebsco Discovery Service), Primo
Central, Summon, VuFind y WorldCat Local; si bien cabe esperar que
surjan nuevas alternativas en el futuro próximo.

Las *herramientas o servicios de descubrimiento* son aplicaciones que
integran la consulta de los recursos generados por la propia biblioteca
(catálogo, repositorio, revistas de la universidad) junto a algunas de
las fuentes contratadas (bases de datos, plataformas editoriales
comerciales) y algunos recursos de acceso abierto (Dialnet, archivos
abiertos, plataformas editoriales Open Access). Su característica
esencial es que aportan una interfaz única de consulta a este conjunto
de fuentes.

La etiqueta “Discovery tools”,  “Discovery services” o “Discovery
layers” es ya antigua, y en consecuencia no refleja por sí sola el
estadio actual de desarrollo de este tipo de soluciones tecnológicas. Su
antecedente son los multibuscadores que ejecutaban búsquedas federadas
en varias fuentes. A mediados de los noventa surge AquaBrowser Library,
de la empresa holandesa Medialab Solutions (adquirida en 2007 por
Bowker, en 2008 la nueva versión de este programa pasó a ser parte de
los productos de Serials Solutions de ProQuest). AquaBrowser ofrecía una
interfaz de usuario externa al programa de gestión bibliotecaria, con
innovadores elementos visuales para la consulta del catálogo y en la que
podían integrarse fuentes externas. Este producto, junto con Encore de
Innovative Interfaces  o Primo de ExLibris, representaban la tendencia
hacia un nuevo modelo de interfaz centrada en el usuario, en el que se
promovía la inserción de las bibliotecas en la filosofía de la web
social (Játiva Miralles, 2009).

En el último lustro surge una nueva generación de servicios de
descubrimiento, que se suele denominar como “*Web-Scale Discovery
Services*”. Con este nuevo paso, el usuario dispone de un recurso de
búsqueda para el catálogo que se ejecuta sobre un único índice o base de
conocimiento, en el que se integran otras fuentes y que se personaliza
para cada institución. Se trata en definitiva de uno de los servicios de
“cloud computing” que el mercado ofrece a las bibliotecas (Breeding,
2012), ya que la operación de consulta del usuario se ejecuta “en la
nube”, es decir, en un servidor externo.

La denominación de “web-scale services” es una etiqueta comercial de
significado poco preciso; para los principales productos de esta
categoría resulta más apropiado utilizar la forma “*Index-Based
Discovery Services*”(1), que podemos traducir por *Servicios de
descubrimiento basados en un índice centralizado*. Gracias a este nuevo
enfoque, la interfaz ofrece utilidades propias de las bases de datos,
rapidez en la respuesta, menús para aplicar limitaciones sobre los
resultados obtenidos a partir de facetas (fecha, tipo de documento,
idioma, autores, revistas), búsqueda de registros similares, ordenación
por relevancia con un criterio unificado, páginas de ayuda,…  Este
índice precisa de la existencia previa de acuerdos con los diferentes
proveedores comerciales de productos bibliográficos, a fin de poder
integrar los recursos suscritos por cada biblioteca. Por ello, es
especialmente importante la competencia establecida entre las
multinacionales ProQuest, cuyo producto Summon de la empresa Serials
Solutions (2) se lanza en 2009, y Ebsco, cuya aplicación EDS se
desarrolla a partir de 2010. *ProQuest y Ebsco* han aumentado
notablemente su presencia en el mercado con políticas de concentración
empresarial, y se han convertido en los principales
productores-distribuidores de bases de datos bibliográficas
especializadas. *El software para crear una nueva interfaz de usuario y
la distribución de bases de datos se convierten ahora en vías de negocio
muy interconectadas*.

*2. Razones para el éxito de la nueva generación de herramientas de
descubrimiento*

Tras unos primeros años de incertidumbre ante los anteriores modelos de
software de descubrimiento, puede decirse que entre 2012 y 2014 la
implementación de la nueva generación de herramientas de descubrimiento
sí ha sido mayoritaria en las universidades españolas y en centros de
investigación como el CSIC.

Los argumentos que abocan a la implementación de herramientas de
descubrimiento en las interfaces bibliotecarias pueden resumirse en dos
vertientes:

a) En primer lugar, la insatisfacción con las prestaciones del OPAC
tradicional (3), abandonado de forma creciente por los usuarios para
resolver sus necesidades. Su implantación fue un cambio obligado en el
proceso de automatización, permitió sustituir la consulta de los
ficheros manuales, pero estaba siendo claramente superado por la
importancia creciente de los recursos accesibles en línea, de modo que
ya ni siquiera era representativo del conjunto de recursos informativos
que la propia biblioteca estaba contratando. Las colecciones de libros y
revistas electrónicas disponibles en línea son extraordinariamente
amplias y su demanda es creciente. Por otra parte, las bibliotecas
pueden gestionar ahora colecciones electrónicas editadas por su
institución, junto a repositorios de documentos a texto completo,
aportando fondos digitales propios cuyos artículos o elementos tampoco
quedan representados con profundidad en el catálogo tradicional.

b) En segundo lugar, se demanda una adaptación a las interfaces de
consulta conocidas por los usuarios, con un diseño más parecido al de
los buscadores de Internet. En general, el usuario no quiere entrar en
diferentes recursos para aplicar diferentes estrategias de recuperación,
y se presupone por tanto que el catálogo sólo puede ser atractivo si
permite realizar en un solo paso la consulta de un número considerable
de fuentes, equivalente o superior a lo que pueda ofrecer Google
Académico, y con un diseño de presentación similar. Igualmente, se
demanda que los sistemas se comporten como bibliotecas digitales, es
decir que den acceso a los documentos originales con un enlace directo,
sin pasos intermedios; y que permitan en lo posible la consulta por
palabras de texto completo de los documentos.

Se trata, en definitiva, de recuperar protagonismo, mejorar la imagen de
la biblioteca ante sus usuarios como un agente indispensable en el
proceso de recuperación de información. Pero en realidad el OPAC nunca
ha sido un protagonista principal en estos procesos. En los inicios de
la automatización, el catálogo bibliográfico estaba diseñado para el
control de la colección física. Se trataba de un recurso secundario en
la búsqueda de bibliografía, útil para la localización de libros o para
la comprobación de disponibilidad de determinados títulos de revista
como un paso intermedio para poder obtener artículos detectados
previamente a través de recursos externos (bases de datos,
bibliografías, citas). Por tanto, *las herramientas de descubrimiento
son en realidad un salto adelante trascendental para el rol de la
biblioteca*. Permiten disponer de un producto propio que sí debe ser
capaz de dar a la biblioteca el carácter de primera fuente de
información, del lugar por el que se inicia un proceso de búsqueda
bibliográfica.

Además, la implantación de un software de descubrimiento se presenta
como una herramienta del marketing bibliotecario (Shapiro, 2014). Estas
plataformas permiten integrar las guías de recursos para la
investigación, como sugerencias al usuario ante búsquedas previstas en
el diseño, así como las fuentes de sindicación de noticias, los
servicios de referencia virtual o las peticiones de préstamo
interbibliotecario.

Sin embargo, se producen algunas dudas en el proceso de implementación
de las herramientas de descubrimiento:
– El rol de intermediación de la biblioteca como gestor de los recursos
continúa resultando algo difuso o puede pasar desapercibido para el usuario.
– Supone un nuevo gasto añadido a las suscripciones ya establecidas.
– La integración se produce entre recursos no homogéneos. Esto
necesariamente conlleva la pérdida de algunas de las funcionalidades que
ofrecen los productos documentales de forma independiente: relaciones
entre registros, materiales suplementarios, consultas expandidas por
términos del tesauro,…
– A menudo, no se informa con claridad a los usuarios sobre qué recursos
forman la base del índice de consulta de la herramienta de descubrimiento.
– Probablemente no se integran aún todos los recursos contratados por la
biblioteca, en función de sus características técnicas o de los acuerdos
existentes entre el proveedor de recursos y el proveedor del software de
descubrimiento. Además puede haber intereses comerciales en esta
limitación, pues las multinacionales Ebsco y ProQuest compiten como
productores-distribuidores de bases de datos al mismo tiempo que como
suministradores de herramientas de descubrimiento.
– Falta información y formación entre los propios bibliotecarios sobre
el funcionamiento de estas herramientas (Ávila, 2013).
– No se aplican aún sistemas avanzados de equivalencias entre idiomas El
usuario del catálogo está habituado a poder realizar sus consultas por
materias en su lengua vernácula, mientras que la nueva herramienta le
ofrece mejores resultados si se interroga en inglés.
– Sobrecarga informativa. Frente a la sencillez del formulario inicial
de búsqueda, la presentación de resultados resulta compleja y no
facilita la selección de registros para una exportación de datos
bibliográficos.
– Los enlaces externos no siempre conducen al texto completo aunque si
esté disponible en línea.
– El sistema se basa en el empleo de metadatos, ya que en muchos casos
no está disponible la recuperación por palabras del texto completo de
los documentos.
– La herramienta de descubrimiento suponen un nuevo recurso. De forma
mayoritaria no se está utilizando para sustituir a la interfaz del
catálogo, sino que añade una segunda opción. Con ello se corre el riesgo
de aumentar más la confusión del usuario sobre la amplitud de opciones
de la que dispone, desconociendo sus diferencias o las ventajas de cada una.
– El cambio de modelo en la biblioteca virtual hacia un portal de
información no se detiene en implementar una herramienta de
descubrimiento, se reclama además que se aplique software específico
para un OPAC extendido (4) (Sellés-Carot y Serrano-Cobos, 2011), así
como plataformas de datos vinculados con un desarrollo independiente
(como el recién estrenado Datos.bne.es).
– Este proceso debería ser además confluyente con la implantación de la
nueva norma de catalogación RDA, con una mejor adaptación de los
catálogos al predominio de las fuentes digitales. Pero este nuevo modelo
puede tardar mucho tiempo aún en aplicarse.

En resumen coexisten efectos positivos y negativos en la aplicación de
estas herramientas, que pueden resumirse en tres aspectos fundamentales:
POSITIVO: Hace efectiva la necesaria integración entre el catálogo y las
fuentes contratadas o disponibles.
NEGATIVO: Contribuye a la dispersión de recursos, no añade claridad en
el conocimiento que tiene el usuario sobre los recursos disponibles en
su biblioteca.
POSITIVO: Mejora clara en las prestaciones de búsqueda, aplicando un
modelo consolidado de la búsqueda bibliográfica.
NEGATIVO: Aumenta la dependencia frente a suministradores externos.
Necesita suscribir un nuevo producto, además del sistema de gestión del
catálogo y las fuentes ya contratadas.
POSITIVO: El formato es inicialmente amigable y de fácil utilización.
NEGATIVO: Para un  mejor aprovechamiento, precisa formación interna y
externa sobre su contenido y funcionamiento.

*3. Líneas de investigación y publicaciones en torno a los Servicios de
Descubrimiento Basados en un Índice Centralizado*

A pesar de su amplia implantación nacional, llama la atención la escasa
traslación a la bibliografía académica española de la reflexión y
análisis sobre los cambios producidos por estas innovaciones en el
entorno bibliotecario. Apenas hay bibliografía reciente en nuestras
revistas que aborden en profundidad la implantación de herramientas de
descubrimiento en los OPACs de las bibliotecas universitarias y de
investigación. En artículos de revista tan solo aparecen algunas
menciones a su importancia entre las tendencias de futuro, como la ya
reseñada (Anglada, 2012). En cambio, sí encontramos un análisis
exhaustivo de esta tendencia en una comunicación al congreso ISKO-España
(Rodríguez-Bravo y Travieso-Rodríguez, 2013), una contribución en una
obra colectiva sobre humanidades digitales (Aznar-Lafont, 2014), un
excelente trabajo fin de máster (Ávila, 2013) o un informe sobre los
productos disponibles elaborado en una biblioteca universitaria (Ávila y
Jiménez, 2013).

La bibliografía anglosajona sí es ya notablemente amplia (5) y nos
permite trazar diferentes líneas de trabajo o investigación que podrían
tener cabida en España, por ejemplo:
– Análisis comparativos y de evaluación de los productos existentes en
el mercado (Vaughan, 2012; Breeding, 2014; Chickering y Yang, 2014).
Este enfoque comparativo sí está presente en el informe desarrollado en
la Universidad de Almería (Ávila y Jiménez, 2013) que compara las
prestaciones de Summon y EDS. Además de orientar las posibles
adquisiciones, es interesante destacar que resulta pertinente que la
comparación se establezca también con Google Académico (Asher, Duke y
Wilson, 2013).
– Análisis de resultados desde la perspectiva particular de una
disciplina o un tipo de materiales (Belford, 2014; Fu y Thomes, 2014).
– Estudios de usabilidad sobre aplicaciones en bibliotecas concretas
(Fagan et al. 2012; Cassidy et al., 2014)
– Análisis de su impacto sobre el uso de los recursos de las bibliotecas
por parte de los usuarios (Kaufmann, Larsen y DeSalvo, 2012; Mussell y
Croft, 2013)
– Análisis de su impacto y recepción por parte de los profesionales de
las bibliotecas (Boyer y Besaw, 2012; Kornblau, Strudwick y Miller, 2012)
– Estudios sobre la adaptación de las acciones de alfabetización
informacional (Cmor y Li, 2012; Rose-Wiles y Hofmann, 2013), ante un
cambio de paradigma en el que se potencia la búsqueda intuitiva sin
necesidad de complejas estrategias con operadores y comandos.

El desarrollo de las herramientas de descubrimiento dará lugar a nuevas
evoluciones. Desde  las facultades y foros profesionales cabe también
analizar aspectos técnicos y  de gestión, a fin de demandar los cambios
necesarios a los productores de software. La Open Discovery Initiative
(ODI, Iniciativa por un Descubrimiento Abierto) surgió a partir de una
propuesta debatida en la conferencia anual de 2011 de la American
Library Association (ALA) y que se plasmó en 2012 con la creación de un
grupo de trabajo en la National Information Standards Organization
(NISO). Los resultados se han aprobado definitivamente en junio de 2014
con la publicación de un documento de recomendaciones para la promoción
de la transparencia en las herramientas de descubrimiento (Open
Discovery Initiative Working Group, 2014). La ODI exige a las empresas
que informen de forma más exacta sobre qué artículos, bases de datos y
recursos se integran en su producto, y que proporcionen estadísticas
completas sobre las búsquedas realizadas por los usuarios. Plantea
además la necesidad de consensuar un nuevo protocolo de transferencia de
metadatos que asegure la integridad en el intercambio de registros

Por último, cabe plantear la reflexión sobre los cambios y la posible
brecha que se abre entre diferentes tipos de bibliotecas. Un modelo de
aplicación tecnológica de estas características debe tener su respuesta
paralela en el ámbito de los recursos abiertos. Los actuales
recolectores de repositorios están muy lejos de mostrar un diseño
competitivo para la recuperación de información. Especialmente en este
terreno, cabe realizar proyectos de auténtica innovación, independientes
de las grandes empresas comerciales, que no exijan pagar un alto precio
por subirse al tren de la modernización.

*Notas*
(1) La denominación “Index-Based Discovery Services”, aunque está menos
empleada que “Web-Scale Discovery Services”, figura en la recomendación
NISO RP-19-2014 (Open Discovery Initiative Working Group, 2014).
(2) Serials Solutions ha desaparecido en enero de 2014, integrándose
plenamente en ProQuest. El mantenimiento de sus servicios de
descubrimiento se integra en el nuevo software Intota.
(3) El OPAC, Online Public Access Catalog, es la interfaz que permite al
usuario la consulta del catálogo de una biblioteca o una red. Puede
integrar documentos y recursos en línea, si previamente se han descrito
como registros de acuerdo al sistema de catalogación empleado por la
biblioteca. Por el contrario, la herramienta de descubrimiento permite
aprovechar otras fuentes de información, sin necesidad de integrar su
contenido como registros del catálogo de los fondos de la institución.
(4)  El concepto de “OPAC extendido” se puede definir como un modelo de
interfaz de usuario en el que la biblioteca ofrece múltiples servicios,
transformándose de una herramienta de consulta en un portal de
información. Mientras que la herramienta de descubrimiento permite
disponer un recurso de búsqueda bibliográfica más potente, el OPAC
extendido pretende integrar otras funcionalidades, como la interacción
con los usuarios, recomendaciones, noticias, actividades culturales, etc.
(5)  En la web “Discovery Tools, a Bibliography”
(https://discoverytoolsbibliography.wordpress.com/) que recoge la
bibliografía del grupo creado en Mendeley “Libraries & [Web-Scale]
Discovery Tools”, se pueden ver a 30-12-2014, un total de 464
referencias, la mayor parte de ellas en inglés: 104 de 2014, 76 de 2013,
131 de 2012, 65 de 2011, 37 de 2010, 35 de 2009 y 16 de 2008.

*Bibliografía citada*
Anglada, Lluís (2012). “Bibliotecas universitarias: cabalgando la
tecnología, siguiendo al usuario”. El Profesional de la Información, v.
21, n. 6., pp. 553-556. http://dx.doi.org/10.3145/epi.2012.nov.01
Asher, Andrew D.; Duke, Lynda M.; Wilson, Suzanne (2013). “Paths of
Discovery: Comparing the search effectiviness of EBSCO Discovery
service, Summon, Google Scholar, and conventional library resources”.
College & Research Libraries, v. 74, n. 5, pp. 464-488.
http://dx.doi.org/10.5860/crl-374
Ávila García, Lorena (2013). Herramientas de descubrimiento en
bibliotecas universitarias. Trabajo fin de Máster Universidad Carlos III
de Madrid, Máster en Bibliotecas y Servicios de Información Digital.
http://hdl.handle.net/10835/2569
Ávila, Lorena; Jiménez, Marina (2013). Herramientas de descubrimiento.
Informe de evaluación. Universidad de Almería, Biblioteca Universitaria
Nicolás Salmerón. Documento de Trabajo 2/2013.
http://hdl.handle.net/10835/2570
Aznar-Lafont, David (2014). “Las herramientas de descubrimiento: los
nuevos sistemas de búsqueda global en las bibliotecas académicas”. En:
Baraibar, Álvaro (ed.), Visibilidad y divulgación de la investigación
desde las Humanidades Digitales. Experiencias y proyectos. Pamplona:
Servicio de Publicaciones de la Universidad de Navarra, Biblioteca Áurea
Digital, BIADIG, 22. http://hdl.handle.net/10171/35724
Belford, Rebecca (2014). “Evaluating Library Discovery Tools through a
Music Lens”. Library Resources & Technical Services, v. 51, n. 1, pp.
49-72. http://dx.doi.org/10.5860/lrts.58n1.49
Boyer, Ginny M.; Besaw, Megan (2012). “A Study of Librarians’
Perceptions and Use of the Summon Discovery Tool”. Journal of Electronic
Resources in Medical Libraries, v. 9, n. 3, pp. 173–183.
http://dx.doi.org/10.1080/15424065.2012.707056
Breeding, Marshall (2012). Cloud computing for libraries. Chicago: ALA
TechSource.
Breeding, Marshall (2014). “Library Resource Discovery Products:
Context, Library Perspectives, and Vendor Positions”. Library Technology
Reports, v. 50, n. 1, pp. 5-58. http://dx.doi.org/10.5860/ltr.50n1
Cassidy, Erin Dorris; Jones, Glenda; McMain, Lynn; Shen, Lisa; Vieira,
Scott (2014). “Student Searching with EBSCO Discovery: A Usability
Study”. Journal of Electronic Resources Librarianship, v. 26, n. 1, pp.
17-35. http://dx.doi.org/10.1080/1941126X.2014.877331
Chickering, F. William; Yang, Sharon Q. (2014). “Evaluation and
Comparison of Discovery Tools: An Update”. Information Technology and
Libraries, v. 33, n. 2, pp. 5-30. http://dx.doi.org/10.6017/ital.v33i2.3471
Cmor, Dianne; Li, Xin (2012). “Beyond Boolean, Towards Thinking:
Discovery Systems and Information Literacy”. Library Management, v. 33,
n. 8-9, pp. 450-457. http://dx.doi.org/10.1108/01435121211279812
Fagan, Jody Condit; Mandernach, Meris A.; Nelson, Carl S.; Paulo,
Jonathan R.; Saunders, Grover (2012). “Usability Test Results for a
Discovery Tool in an Academic Library”. Information Technology and
Libraries, v. 31, n. 1, pp. 83-112.
http://dx.doi.org/10.6017/ital.v31i1.1855
Fu, Li; Thomes, Cynthia (2014). “Implementing discipline-specific
searches in EBSCO Discovery Service”. New Library World, v.  115, n.
3/4, pp. 102-115. http://dx.doi.org/10.1108/NLW-01-2014-0003
Játiva Miralles, María Victoria (2009). “El Catálogo: un recurso en
expansión”. Anales de Documentación, n. 12, pp. 69-91.
http://revistas.um.es/analesdoc/article/view/70251
Kaufmann, Karen; Larsen, Jeanne; DeSalvo, Patricia (2012). “Discovering
the Discovery Tool: The Introduction and Impact on Research and
Instruction at Seminole State College of Florida”. College &
Undergraduate Libraries, v. 19, n. 2-4, pp. 278-296.
http://dx.doi.org/10.1080/10691316.2012.693432
Kornblau, Amy I.; Strudwick, Jane; Miller, William (2012). “How
Web-Scale Discovery Changes the Conversation: The Questions Librarians
Should Ask Themselves”.  College & Undergraduate Libraries, v. 19, n.
2-4, pp. 144-162. http://dx.doi.org/10.1080/10691316.2012.693443
Mussell, Jessica; Croft, Rosie (2013). “Discovery Layers and the
Distance Student: Online Search Habits of Students”. Journal of Library
& Information Services in Distance Learning, v. 7, n. 1-2, pp. 18-39.
http://dx.doi.org/10.1080/1533290X.2012.705561
Open Discovery Initiative Working Group (2014). Open Discovery
Initiative: Promoting Transparency in Discovery. A Recommended Practice
of the National Information Standards Organization. NISO RP-19-2014.
http://www.niso.org/apps/group_public/document.php?document_id=13388
Rodríguez-Bravo, Blanca; Travieso-Rodríguez, Críspulo (2013). “Catálogos
de nueva generación en las bibliotecas universitarias españolas. Una
primera exploración”. En: I Congresso ISKO Espanha e Portugal – XI
Congreso ISKO España: Informação e/ou Conhecimento: as duas faces de
Jano. Oporto 7-9 de noviembre de 2013, pp. 864-878.
http://www.youblisher.com/p/749221-I-Congresso-ISKO-Espanha-e-Portugal-XI-Congreso-ISKO-Espana/
Rose-Wiles, Lisa; Hofmann, Melissa M. (2013). “Still Desperately Seeking
Citations: Undergraduate Research in the Age of Web-Scale Discovery”.
Journal of Library Administration, v. 53, n. 2-3, pp. 147-166.
http://dx.doi.org/10.1080/01930826.2013.853493
Sellés-Carot, Alicia; Serrano-Cobos, Jorge (2011). “Del OPAC extendido a
la biblioteca expandida: al fin una realidad”. El Profesional de la
Información, v. 20, n. 4, pp. 460-464.
http://dx.doi.org/10.3145/epi.2011.jul.15
Shapiro, Steven David (2014). “Discovery tools as electronic billboards
to market your library”. Library Hi Tech News, v. 31, n. 10, pp.10-12.
http://dx.doi.org/10.1108/LHTN-07-2014-0062
Vaughan, Jason (2012). “Investigations into library web-scale Discovery
services”. Information Technology and Libraries, v. 31, n. 1, pp. 32-82.
http://dx.doi.org/10.6017/ital.v31i1.1916

Luis Rodríguez Yunta

LuisRodríguez Yunta

CSIC – CCHS

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s